• Agua a presión: Vehículos ligeros y camiones carrozados con bombas que envían el agua a través de mangueras y latiguillos al interior de las tuberías. La fuerza con la que se bombea el agua hace que la manguera avance hasta que llega al punto en el que se encuentra el atasco, lo deshace y arrastra hacia el exterior la suciedad dejando la tubería en perfecto estado de limpieza. Se pueden realizar desatascos en tuberías de prácticamente cualquier diámetro.
  • Compresores: Están especialmente pensados para el desatasco de tuberías de hasta 50 mm de diámetro con varios codos en diferentes direcciones por los que es imposible introducir un latiguillo. Mediante aire y agua caliente a presión se empuja la suciedad hacia el exterior de la canalización pequeña dejándola libre de obstáculos.
  • Sirgas de muelle: Utilizado sólo en las ocasiones en las que no se puede introducir una manguera con agua a presión o no se puede utilizar el compresor. Suelen ser los casos en que las tuberías han sido sometidas a un intenso desgaste por el uso o por el paso del tiempo, generalmente en tubería metálica que podría resultar dañada al introducir presión de agua o aire.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted